Restauración

El Ministerio de Educación posee un Taller de Restauración de Obras de Arte en donde se lleva a cabo la mayor parte de las intervenciones necesarias para la "puesta en valor" y preservación de la colección.

La restauración apunta a realizar los tratamientos necesarios para garantizar la mayor perdurabilidad de los bienes culturales, reestableciendo tanto la consistencia material como la unidad estética de los mismos, siempre que esto sea posible sin cometer una falsificación histórico-artística y sin borrar la huella del transcurso del tiempo sobre la obra de arte.

Los daños que se pueden presentar son muchos y requieren una intervención específica en cada obra, sobre todo cuando los medios preventivos no han sido suficientes para mantenerlas en buen estado.

Deterioros más frecuentes

Desgarros
Lagunas o mermas
Alteraciones de la superficie de la obra
Daños intencionales
Carcoma de la madera