Programas

Cómo construir condiciones de igualdad

Con el propósito primordial de mejorar las condiciones educativas de niños y niñas afectados por situaciones de extrema vulnerabilidad social, el Programa Integral para la Igualdad Educativa llega a 1.600 escuelas de todo el país. Acompañar la tarea diaria de los docentes, dotar de más y mejores materiales a las escuelas, reforzar y renovar los lazos entre la comunidad escolar y la sociedad, garantizar el acceso y la permanencia de los chicos en el sistema educativo: con estos objetivos, el Programa Integral para la Igualdad Educativa llega a 1.600 escuelas de todo el país, a las que asisten niñas y niños afectados por situaciones de extrema vulnerabilidad social y económica.

El PIIE fue pensado como respuesta a un contexto de fragmentación e injusticia social, originado en una prolongada crisis que afectó profundamente las condiciones de vida de millones de argentinos. En ese contexto, el Estado reasume su rol de garante de la educación básica y la igualdad de oportunidades, promoviendo acciones que tienden a asegurar la formación integral de todos los chicos y chicas en edad escolar.

Basado en el trabajo de un equipo nacional y federal -integrado por miembros del Ministerio de Educación, referentes provinciales y asistentes pedagógicos de cada jurisdicción-, el PIIE alcanza con sus políticas a escuelas urbanas primarias / EGB1 y 2, con los propósitos de:

  • Implementar acciones pedagógicas y comunitarias que apunten al fortalecimiento de los procesos de enseñanza y aprendizaje.
  • Acompañar y apoyar el desarrollo de iniciativas pedagógicas escolares, en tanto espacios de acción y reflexión de las propuestas de enseñanza, institucionales y de aula.
  • Fortalecer el lugar central de la enseñanza, a través de propuestas de profesionalización docente.
  • Promover acciones educativas vinculadas con el entorno escolar para la conformación de comunidades de aprendizaje.
  • Diseñar e implementar redes interinstitucionales e intersectoriales, y desarrollar estrategias de atención e inclusión de los niños que están fuera de la escuela.

En 2004, al lanzar esta iniciativa en compañía del Presidente de la Nación, el ministro Filmus afirmó: "La única posibilidad que existe de igualdad social profunda en la Argentina tiene que ver con que, desde muy temprana edad, los chicos accedan a los bienes materiales y culturales en forma igualitaria; y la escuela juega un rol fundamental en este sentido". En consonancia con este planteo, el PIIE ha desarrollado diversas líneas de acción, destinadas a mejorar las condiciones educativas de los niños y niñas que se han visto más afectados por la desigualdad social.



Apoyar las iniciativas pedagógicas escolares: El Programa Integral para la Igualdad Educativa estimula la creación de situaciones pedagógicas que amplíen, complementen y fortalezcan los procesos de enseñanza y aprendizaje; además, asesora a los docentes en la implementación de sus propuestas y les brinda ayuda financiera para concretarlas.

Acompañar el ejercicio de la profesión docente: El PIIE organizando actividades y encuentros para los educadores, facilita un espacio de capacitación y de reflexión y posibilita la construcción de una relación de confianza con los que llevan adelante el trabajo cotidiano en las aulas.

Fortalecer el vínculo entre la escuela y la comunidad: Se busca conformar un entorno educativo ampliado, creando una instancia de participación comunitaria que reduzca la distancia social y cultural entre "el barrio" y "la escuela". Al mismo tiempo, se da lugar a una relación de ida y vuelta, donde todos colaboran en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Dotar a las escuelas de recursos materiales y refuncionalizar la infraestructura escolar: El PIIE asigna recursos económicos para mejorar la infraestructura escolar básica. Además, cada escuela recibe equipamiento informático, materiales didácticos para su biblioteca, guardapolvos y útiles para sus alumnos.

Fuentes: "Documento Base del Programa Integral para la Igualdad Educativa" e "Iniciativas pedagógicas escolares".

La utopía se vuelve desafío
Por Walter Grahovac*

Dónde ha quedado el cielo de aquella infancia,
lleno de barriletes que se llevaban
quién sabe qué ilusiones y qué esperanzas ...
1

Nos inquieta y nos interpela la poesía, la canción, la voz de nuestras infancias preguntándonos por aquel cielo, por sus juegos de niños; preguntándonos por un horizonte para dar lugar a sus ilusiones y esperanzas.

Nos mueve la injusticia y la desigualdad.

Inquietos, interpelados,movilizados; convencidos de que la infancia de nuestro país tiene que poder jugar, leer, aprender, soñar; desde esta perspectiva, implementamos el Programa Integral para la Igualdad Educativa.

"En un contexto como el actual, pensar en la cuestión de la igualdad puede parecer un ejercicio utópico. Sin embargo, por eso mismo, nos parece todavía más urgente y necesario", decía el dossier de un número anterior de esta revista
2. En esa tensión, entre seguir adelante con nuestras convicciones y golpearnos con una realidad que nos muestra cuánto falta, intentamos construir condiciones de igualdad.

Promovemos la igualdad de oportunidades, apuntando a mejorar las condiciones de aprendizaje de los alumnos en el acceso, en el tránsito y en la permanencia dentro del sistema educativo. Alentamos una mirada institucional y política de la enseñanza, atenta a la forma en que las instituciones dan lugar y ofrecen posibilidades al porvenir de la infancia.

Apostamos a la igualdad de capacidades como punto de partida de las prácticas pedagógicas. En este sentido, nos pronunciamos por una relación basada en la confianza, elemento vital del vínculo pedagógico. Todos los chicos pueden aprender; y todos los docentes, asumir la transmisión de la cultura. Pensamos en la escuela como lugar de encuentro, en el que las historias familiares diversas pueden dialogar y entretejerse -a través de la enseñanza- con la historia social y colectiva.

Así, la utopía se vuelve un desafío, una responsabilidad que tenemos como trabajadores de la educación; como ciudadanos que asumen un compromiso social, ético y político.

*Coordinador nacional del Programa Integral para la Igualdad Educativa del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación.
1 "Dónde quedó el cielo" (zamba), Carlos y Peteco Carabajal.
2 "La escuela y la igualdad", por Inés Dussel y Myriam Southwell. Revista El Monitor N°1, octubre de 2004.



     
   
Subir