¿Qué libro me recomendas?


  Nelson Castro (periodista del canal TN y radio La Red)

Cien años de soledad, de García Márquez, me parece brillante. La leí cinco veces. El colombiano tiene el talento para contar, con su realismo mágico, algunos aspectos de la realidad latinoamericana. Para hablar acerca de la soledad y de la muerte.Y en la novela conviven, de manera genial, lo maravilloso con lo cotidiano. Otro libro que recomendaría es La Fiesta del Chivo, también de un escritor latinoamericano, Mario Vargas Llosa. Creo que es un relato histórico novelado fantástico. Y que permite conocer las características de una dictadura latinoamericana de tipo bananera. Me encantó.Y la leí dos veces. Por último, elijo a un escritor portugués, José Saramago, con su novela El Evangelio según Jesucristo. También brillante. Considero muy bueno el enfoque racional que hace sobre este tema; está muy bien documentado. Saramago logra que personajes como José, María y Jesús bajen a un plano real. También la leí dos veces.

 
  Daniel Tognetti (periodista y conductor de "Mi nombre es ninguno", por FM Spika).

Recomiendo tres libros. 1) La Conjura de los Necios, de John Kennedy Toole, una novela maldita de un escritor maldito y atormentado. Fue publicada post mórtem, por su madre. Me gustó mucho. En especial, porque es un crudo retrato satírico autobiográfico, tiene una alta carga de ironía y la construcción de los personajes es maravillosa. 2) El cazador oculto, de Salinger, una novela adolescente. Relata la huida de un chico por Nueva York, en los años 40. Me parece que nadie contó con tanta crudeza y plenitud los dolores de la pospubertad. La considero imprescindible, ideal para iniciarse en la lectura. 3) Aguafuertes porteñas, de Roberto Arlt. Postales urbanas de las primeras décadas del siglo XX. Entretenidas y profundas. Creo que es la mejor manera de entrarle a este autor argentino, cuyos relatos tienen mucha actualidad.

 
  Tomás Sanz (periodista, editor del diario Olé)

Voy a recomendar a dos escritores argentinos y a uno francés. Por un lado, no puedo obviar el Facundo, de Domingo Faustino Sarmiento. La calidad de escritura es altísima. Y revela, a partir de la contemporaneidad del protagonista, un período clave y apasionante de nuestra historia. Para seguir en esta línea, elijo Don Segundo Sombra, de Ricardo Güiraldes. Aborda un tópico poco recorrido en la literatura, o al menos no recorrido lo necesario, como es el tema de la vida rural antes de la primera mitad del siglo pasado. Hay un nivel de descripción y un conocimiento por parte de Güiraldes, que asombran. La justeza de la prosa es excepcional, por eso yo lo considero un libro conmovedor. Al mismo tiempo, me gustaría recomendar La educación sentimental, de Gustave Flaubert. Con virtudes de algún modo parecidas a las de Güiraldes, Flaubert es capaz de describir París -y Francia, por supuesto- durante la primera mitad del siglo XIX. Es un lujo; casi una crónica, que además tiene la virtud de ilustrar.

 
       
   
Subir