Proyectos

Bibliotecas en red

El Proyecto Bibliotecas Escolares y Especializadas de la República Argentina (BERA), lanzado por la Biblioteca Nacional de Maestros (BNM), se propone conformar un catálogo colectivo que facilite la localización y transferencia de información desde cualquier punto del país.


Revalorizar la biblioteca en la escuela y lograr un libre acceso a la información bibliográfica; dos de los objetivos principales del Proyecto Bibliotecas Escolares y Especializadas de la República Argentina (BERA), lanzado por la Biblioteca Nacional de Maestros (BNM), que busca conformar un catálogo colectivo que facilite la localización y transferencia de información, cualquiera sea el punto del país desde el que se trabaje.

Basado en un convenio marco, firmado por todas las jurisdicciones, el Proyecto intenta modernizar las bibliotecas escolares a partir de patrones internacionales de gestión del conocimiento. En la Argentina, la situación de las bibliotecas es muy heterogénea, a tal punto que no existe un acuerdo acerca de qué es una biblioteca escolar: puede ser desde un changuito de supermercado hasta un espacio amplio, luminoso, con estanterías y mucho material.

El primer componente de BERA es Aguapey, un software de gestión bibliotecaria. Se distribuye de manera gratuita -acompañado por un manual de uso y un tutorial- y permite que, al trabajar todos bajo los mismos patrones normalizados, se avale la transferencia de información. Además, posibilita la catalogación por copia (C x C) de los registros de la BNM -que están en la web- sin invertir tiempo extra y con la ventaja de que están armados por profesionales de distintas disciplinas.

A través del Programa Nacional de Capacitación de la BNM, ya se entregaron 6.188 CDs Aguapey y 5.844 Manuales Aguapey; y se capacitaron 2.955 bibliotecarios, supervisores y directivos. La decisión se tomó en el marco de una política que entiende que la gestión de la información debe ser pública y para evitar lo que sucedía cuando cada biblioteca adoptaba niveles informáticos individuales, con costos que eran difíciles de sustentar.

El sistema adaptado para las bibliotecas escolares es el mismo que usan, entre otras, la Biblioteca del Congreso de Washington y la Biblioteca Nacional de España.

El objetivo pedagógico del proyecto tiene como uno de sus ejes la promoción de la lectura, y busca transformar a los docentes en lectores activos. Entre otras actividades, se realizan jornadas nacionales de bibliotecarios escolares; así, se editó el cuadernillo Escenarios que se distribuye gratis a las bibliotecas y que intenta que cada libro encuentre su lector en ese ámbito. Entendiendo a la biblioteca como un espacio desescolarizado y en el cual se busca la autonomía y el crecimiento del sujeto.

Otro eje tiene que ver con la extensión hacia la comunidad y apoya proyectos que se desarrollan desde las bibliotecas. Permite recuperar el papel del bibliotecario como gestor de cambios dentro de la institución, como recurso humano valioso que facilite distintos procesos de rescate de la memoria colectiva y de sostén de la identidad cultural de cada comunidad.

Los escenarios del Proyecto serán disímiles, ya que las bibliotecas escolares se encuentran desarrolladas de manera desigual en el país.

La BNM tiene desafíos planteados en términos de posibilitar la conformación de un catálogo colectivo que permitirá la identificación de gran cantidad de materiales bibliográficos que hay en las bibliotecas y cuya existencia se desconoce. Para esto, la BNM cuenta con un Consorcio de Información sustentado por la Red de Bibliotecas Pedagógicas (68 en todo el país), el Sistema Nacional de Formación Educativa, el Centro Internacional de Documentación -que posee los fondos de la UNESCO-, el Centro de Recursos Documentales e Informáticos de la OEI; el Museo, Biblioteca y Archivo Ricardo Levene, y las bibliotecas miembro de la comunidad Aguapey.

Este proyecto surge de ver que el procesamiento del material en su faz técnica (catalogación, clasificación e indización) presenta niveles irregulares, y ese registro inadecuado limita la transferencia de información entre bibliotecas, así como también genera dificultades para trabajar con ella.

Este es uno de los desafíos: que gran parte de la bibliografía pueda estar online para ser utilizada por cualquier miembro de la comunidad educativa de todo el país. Entonces, la automatización de las bibliotecas, la normalización de sus procedimientos, permitirán la transferencia de experiencias y de información que resulta vital para pensar en una integración efectiva.

Otro objetivo es el de revalorizar la biblioteca en la institución escolar.Y, por supuesto, el rol de un bibliotecario actualizado que apoye la práctica docente, desde el aporte de bibliografía, y que mejore las prácticas áulicas mediante la entrega de materiales.

Como parte del proyecto, la BNM realiza, entre otras actividades, Jornadas Nacionales anuales de Bibliotecarios Escolares desde el 2000. Cada año se organizan con nuevas propuestas de capacitación, participación e intercambio de experiencias.

BERA mira hacia el futuro de las bibliotecas del Mercosur y de América Latina. No implica grandes costos materiales. Su mayor reto es el cambio cultural e institucional, ya que demanda a las autoridades escolares la provisión de mínimos requerimientos técnicos para afrontar los cambios necesarios en cada biblioteca escolar y, sobre todo, una mirada que reposicione y valorice el rol de las bibliotecas en cada institución.

Para mayor información sobre el Proyecto, dirigirse a:
bnmimfo@me.gov.ar
Sitio web: www.bnm.me.gov.ar
Línea telefónica gratuita: 0800-666-6293



     
   
Subir