La Foto

CAMERÚN
El bosque se sacude su bruma matinal. Hace frío, frío para la gente de acá. Me
encuentro a Simplice Lemesso, el único profesor de la escuela. Está solo porque
su colega jubilado no ha sido reemplazado. El profesor hace malabarismos con
sus cincuenta y cinco alumnos, y corre entre las dos aulas para asegurar
simultáneamente cuatro lecciones para los cuatro niveles de la escuela. No hay
posibilidades de que el Estado provea un segundo profesor.
Como todas las mañanas, Simplice Lemesso ha formado a sus alumnos en filas.
Han izado la bandera de Camerún, cantado el himno nacional y también una
canción a la gloria del Presidente.
Olivier Culmann

(Del libro de Olivier Culmann y Mat Jacob, Les mondes de l'école, Marval, París, 2001).

     
   
Subir