El libro Te contamos de nosotros
Las voces silenciadas


“Nuestras mamás cuentan que para hacer los tejidos,
obtienen el hilo de la lana de las ovejas con un instrumento
que se llama pushca (huso de hilar) ”, tal como cuentan los
chicos coyas.
Implacables, unos ojos color azabache sostienen la
mirada en la tapa: Te contamos de nosotros lleva
por título el libro escrito y dibujado por chicos de siete
comunidades originarias de la provincia de Salta.
Desde la portada, queda establecido que hay un
uno y hay un otro. Y, si bien en toda comunicación
existe un emisor y un receptor, lo notable es que, en
estas páginas, esa distancia (geográfica, social, cultural)
no es disimulada sino que es asumida a conciencia.
Y desde allí se habla.
¿Quiénes conforman ese nosotros? Nosotros –dicen
en el libro– somos los dueños de estas tierras,
los que estábamos allí cuando llegaron los hombres
de otros continentes. Les contamos de nosotros
–afirman– y mediante dibujos y palabras infantiles
aparecen paisajes, animales, plantas
medicinales, trabajos, juegos, leyendas...
Según explican Alberto y Marcial,
dos chicos wichís, el yuchán
(palo borracho) es el “árbol que
enseña, adentro está la sabiduría”.
Quizás por ello la primera escuela
que tuvo la comunidad se
construyó bajo la sombra de
un yuchán.

¿A quiénes les hablan? A otro nosotros. A los que bajamos
de los barcos, a los que llegamos después, a los
que no sabemos su lengua, a los que no conocemos
su vida.
“Abrimos el libro y cada vez más nuestra boca se va
abriendo, y nuestros ojos también. Sorprendidos por
los colores, por los cuentos –escribe Osvaldo Bayer–.
¿Sabíamos o no sabíamos? Sí, sabíamos pero los teníamos
escondidos”.
Te contamos de nosotros fue publicado en 2003 por
la organización Derechos Humanos de Cháguar, la
Embajada de Dinamarca y Save the Children
Argentina, y recientemente reeditado por el Ministerio
de Educación de la Nación. Aquí se presentan algunos
extractos de esas voces silenciadas para que –tal
como se propone en uno de los textos– en el futuro
podamos decir:“Nos contamos de nosotros”.


“Les comento que nosotros, en esta comunidad de
Kilómetro 1 concurrimos a la escuela de Misión La Paz, distante
a un kilómetro. Faltamosa veces a clase por varios
motivos. Cuando no tenemos algún material o cosa que
es importante por ejemplo calzados, pantalones, etcétera,
no podemos llegar a concurrir a la misma. Algunos desde
que empiezan a estudiar no tienen nada, entonces no se
preocupan porque están acostumbrados”.
   
Subir