Inicio Publicaciones Prensa Planes y proyectos por provincia Sindicación de contenidos
 
 


Unidad Tecnologías de la Información y la Comunicación


La Unidad de Tecnologías de la Comunicación y la Información se conformó en mayo de 2006 con el propósito de concentrar el conjunto acciones vinculadas con TIC, realizadas por la Dirección Nacional de Gestión Curricular y Formación Docente y fomentar el desarrollo de las líneas de acción vinculadas con la temática. Desde la Unidad se entiende la incorporación de TIC como un proceso que responde a la necesidad de asegurar el acceso a las nuevas tecnologías para el conjunto de la población en edad escolar y, fundamentalmente, enriquecer los procesos pedagógicos que se desarrollan en la escuela, centralmente los de enseñanza. Las acciones que desde ella se promueven se alinean con una perspectiva que concibe la integración de TIC al trabajo pedagógico como parte de políticas inclusivas tendientes a disminuir las brechas educativas, promoviendo tanto el uso de las TIC como las posibilidades de análisis, expresión y participación ciudadana que éstas viabilizan.

La desigualdad de oportunidades que sufren niños y jóvenes escolarizados pertenecientes a sectores desfavorecidos de la sociedad es concebida como un problema no sólo económico sino político, pedagógico y cultural. Las diferencias en las posibilidades de acceso a la tecnología implican en la actualidad también fuertes distancias en las posibilidades de acceso a productos culturales, a la información y al conocimiento que impactan en la construcción de subjetividad, los proyectos de vida futura y la participación ciudadana de las nuevas generaciones. Es por ello que la integración de las TIC en la escuela no se comprende como un problema meramente técnico e instrumental. Abordado desde una perspectiva educativa y cultural, la incorporación de TIC a la enseñanza exige el desarrollo de habilidades analíticas, cognitivas, creativas y comunicativas de alumnos docentes y directivos que permitan tanto la apropiación significativa de la oferta cultural, tecnológica e informacional circulante como la producción de mensajes requeridos para el desempeño personal, profesional y ciudadano en una sociedad pluralista y democrática.
En virtud de ello, y bajo las actuales orientaciones que se imprimen a los objetivos de la formación, se piensa a la incorporación de las TIC en contextos de apropiación complejos donde la tecnología debe ser pensada en base a los objetivos pedagógicos y no a la inversa. En esta línea, resulta necesario no sólo dotar a las escuelas de equipamiento y software sino sostener espacios en los que alumnos y docentes les otorguen sentido, reconozcan sus especificidades y potencialidades para un uso adecuado en relación con los objetivos pedagógicos preestablecidos en sus proyectos.

Asimismo resulta importante el fortalecimiento de los equipos institucionales para reposicionar al docente como la figura central en el aula, mediadora de los procesos educativos. En este sentido no es posible desatender la importancia de su rol y su autoridad en los procesos de construcción de conocimiento en torno a TIC. Los niños y jóvenes requieren ser guiados por los docentes para lograr producciones con sentido crítico y creativo. En función de ello, la formación docente implica conocer los nuevos lenguajes, acercarse a las "nuevas culturas", repensar estrategias de enseñanza y diseñar propuestas didácticas. Se trata también de un modo de acortar las brechas entre generaciones y la afectación subjetiva que se produce en la apropiación del discurso mediático y el pedagógico. En esta tarea consideramos que el docente no puede estar aislado y que la institución también necesita apoyo tanto desde la actualización de sus profesionales como de la asistencia a la gestión.

 

Volver