Inicio Publicaciones Prensa Planes y proyectos por provincia Sindicación de contenidos
 
 
EGB 3 y Educación Polimodal
Subite al colectivo

El arte tiene la palabra

Domingo, 17 de junio de 2007, diaro digital "La Arena".

Les preocupa la discriminación y la violencia, reclaman otro modelo de escuela y quieren estudiar con más libertad. El programa 'Subite al colectivo' les permitió a los jóvenes expresar sus sentimientos a través del arte.
“Subite al colectivo” propone dedicar tres días de clase a debatir y expresar los temas que más les preocupan a los jóvenes de todo el país. Con esa idea, diez artistas y un coordinador del Ministerio de Educación de la Nación visitaron 25 de Mayo, después General Acha y continuaron su recorrido por Macachín, Toay, Realicó y otras localidades de La Pampa donde es difícil que lleguen propuestas de arte y cultura.General Acha, una de las parada de Subite al colectivo
Para los chicos y chicas que van a la Unidad Educativa N° 30 de General Acha, la visita de los artistas fue una verdadera fiesta. La escuela se convirtió en un lugar de libre expresión por tres días y los estudiantes eligieron dedicar sus horas de clase a pintar un mural, bailar y cantar una murga, aprender magia, hacer radio teatro, dibujitos animados, periodismo comunitario, historietas, danza teatro, música vocal.

Mural
Sofía es de Chubut y fue quien coordinó a más de 80 estudiantes que eligieron el taller de mural. “El primer día me contaron sobre General Acha, dijeron las cosas que más les preocupan y así salió el tema que después volcamos en la pintura. Yo soy una herramienta para que ellos puedan sacar lo que quieren decir”, explica. “Ninguno de los chicos planteó 'no quiero estudiar' o 'no quiero aprender', pero proponían una escuela diferente. Esos sentimientos los pasaron a imágenes en el mural”, dice Sofía.
Así fue como después de hacer varios bocetos eligieron el diseño final como una síntesis de lo que todos planteaban. En una gran pared del patio de la escuela, los estudiantes se animaron a pintar un mural y dos frases impactantes: “Mires donde mires, la tristeza siempre está” y “Que la escuela sea un lugar para expresarse y no sólo para estudiar”.
“Queremos estudiar, pero con más alegría, con menos formalidad. No tenemos espacio para divertirnos, tenemos diez minutos de recreo para ir al baño y a veces está cerrado con llave”, reclama otra chica.

Murga
Los murgueros se hicieron oír durante tres días. Con el baile y la música mostraron la fuerza y el calor de los ritmos de murga, zamba, candombe y afro. Entre todos escribieron una canción y mientras algunos bailaban con soltura, otros tocaban zurdos, redoblantes, panderetas, agogó y cuica que había llevado Nacho, el tallerista. “La murga es popular, involucra a mucha gente y viene con alegría, con canto, pero también con reclamo. Es como un timbre, una alarma que necesitan todos los pueblos a través de la música para que el reclamo no sea tan pesado”, destaca Nacho.

“Se hace mucha diferencia según la posición social y el color de piel de cada uno”.
Facundo (14)

“La letra habla de la discriminación que se vive en las escuelas entre los chicos, y también de algunos maestros que hacen diferencia entre el que tiene plata y el que no tiene plata, el que estudia y el que no estudia, el conflictivo y el que no es conflictivo”.
Nicolás (15)

“Está muy bueno el taller de murga, lástima que dura tres días solamente. Aprendemos distintos ritmos de música y pasos de baile. Sería lindo tener un taller así fuera del horario escolar. La murga es una forma de protesta que transmitís a través de la música”.
Natalia (13)

“No tengo frío,
tengo calor
y al ritmo de esta murga
sigue un tambor
yo soy de Acha
tengo pasión
muevan el cuerpo
vamos chabón.
Ni los chusmas
ni los chetos
podrán parar
a esta murga
que llevo
en mi corazón
que canta su verdad
con alegría y rebelión.
Somos de la tierra
del caldén
somos como somos,
somos como vos
somos como vos y yo”.

Periodismo comunitario
Los chicos y chicas que eligieron el taller de Periodismo Comunitario tuvieron un largo debate sobre los temas que más les preocupan: la violencia -familiar, de la policía y entre los jóvenes-, las adicciones -como el tabaquismo, las drogas y el alcohol- y el guardapolvo blanco que deben llevar a la escuela las chicas pero no los chicos. Se dividieron en grupos y trabajaron para hacer oír su reclamo.

“Nosotros planteamos una situación de igualdad: queremos que existan para todos las mismas reglas, o guardapolvos para chicas y chicos o para ninguno de los dos”.
Florencia (14) , Camila
y Eugenia (13)

“Estamos preocupados porque a la salida de la escuela hay peleas y tiene que venir la policía. Hay patotas y se pegan piñas”.
Luis y Ezequiel
A la noche también es peligroso. A mí una vez me pegaron cerca de mi casa. Es un tema de difícil solución.
Agustín

Magia
En otro de los talleres, muchos chicos y algunas chicas aprendieron trucos de magia. El primer día Alejandro les mostró trucos con cartas, pañuelos, cintas, gomitas, palitos de helado, cucuruchos de cartulina negra y después, fue develando los secretos para que todos los puedan hacer.
“Está bueno poder hacer aparecer y desaparecer cosas y crear efectos de ilusión. Y en alguna fiesta lo podés hacer”, explica Martina (12), mientras Julián (12) pone cintas y papeles en un cucurucho negro y saca un osito, y Agustín coloca un as arriba del mazo, da un golpecito y saca el as por abajo del mazo. El resto aplaude, celebra, festeja la magia de estos días de diversión y aprendizaje.

Volver


Para comunicarse: Pizzurno 935, cuarto piso, oficina 406 (ala Marcelo T. de Alvear), CPA C1020ACA, Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Tel. 011 - 4129-1000, int. 7339 ó 7445. Correo electrónico: areamedia@me.gov.ar. Coordinador: Prof. Humberto Escudero.