Inicio Publicaciones Prensa Noticias Sindicación de contenidos
 
 


Plan Nacional de Lectura
Publicaciones


Leer la Argentina

Es una colección de siete volúmenes de textos de autores de diferentes regiones del país: NOA, NEA, Cuyo, Patagonia, Centro, Litoral y Área metropolitana. Se han distribuido ya 100.000 colecciones, es decir 700.000 libros. La colección fue elaborada por la Fundación Mempo Giardinelli y el Ministerio de Educación de la Nación y editada por la editorial EUDEBA.
Los libros están destinados a EGB 3, Polimodal (escuela secundaria), Adultos (primaria y media), Institutos de Formación Docente, Centros de Actualización e Información Educativa, Escuelas en Institutos Penitenciarios y de Minoridad y Centros de Actividades Juveniles.
En esta colección tienen cabida los autores consagrados de cada región, como así también aquellos que son reconocidos exclusivamente en la zona en que residen. De este modo, se logra ampliar la circulación de los autores y la comunidad de los lectores que los leen.
El prólogo de Leer la Argentina

Leer la Argentina es, en realidad, una invitación a leer algo de su literatura, y esto, en nuestro país, significa leer lo diverso: una variedad de textos que por sus disímiles temáticas y estilos, momentos, lugares y condiciones de producción, nos presenta un territorio abierto de mundos posibles y lenguajes, en el que los límites de lo regional y también de lo nacional son una zona brumosa: tangible, respirable en el conjunto, pero móvil.
Lo nacional puede ser el acento especial de una narrativa que nos ofrece un paisaje y las costumbres de un lugar -con sus tradiciones de antes y después de la Conquista- y, a la vez, puede estar constituido por bosquejos sobre la muerte, el amor o la lucha por la libertad contados sobre las espaldas de los inmigrantes de diversas épocas; también puede ser el juego irreverente y casi puramente juguetón con las palabras o el invento más sorprendente de espacios extravagantes, tanto como la reflexión aguda del ensayo sobre los más variados asuntos.
Pero esta no es una característica exclusiva de nuestro país, sino, antes bien, una característica de la literatura: no porque cada texto sea "universal" (pues un cuento, una novela, un poema son producidos y leídos por sujetos concretos, en circunstancias históricas y culturales determinadas), sino porque la literatura siempre explora el mundo en su dimensión Geográfica, pero también, y mucho más, en sus dimensiones estéticas, políticas, filosóficas, culturales: todo a la vez. La literatura puede recortarse por países o por regiones, pero éste es sólo un modo, más o menos arbitrario, de ordenar un conjunto de textos.
¿Por qué, entonces, una colección organizada por regiones? Para imaginar puntos de partida y recorridos por caminos y rutas, calles y huellas de nuestro territorio: para saber que este cuento fue escrito por alguien que nació allí, vivió aquí y anda por allá, y que algo de ese recorrido está en sus textos. También porque, en nuestro país, injusta y dolorosamente, Buenos Aires es el centro y, muchas veces, los escritores que no logran hacer llegar su voz hasta esa ciudad no tienen otros lectores que sus vecinos más próximos. Entonces, una colección como esta -que incluye a autores muy reconocidos y a otros muy escasamente difundidos - democratiza la conformación de la cultura; permite que la literatura ande y que muchos más seamos, a través de sus palabras, vecinos.
Autores de todas las provincias en aulas de todas las provincias. Para que alumnos jóvenes y adultos lean y compartan entre sí y con sus docentes y bibliotecarios sus hallazgos, se reconozcan en un personaje o se distancien de otro y afronten el especial desafío de la literatura: esta metáfora que se escapa a un lector se transforma en muchos significados cuando muchos lectores la arremeten, todos juntos cuerpo a cuerpo con el texto; aquel hecho histórico desconocido que es preciso reponer, un final inesperado o un mundo imprevisto entusiasman a unos lectores y descorazonan a otros, pero también dejan de ser esquivos cuando se comparten.
Invitamos a la Argentina a leer: en las escuelas, codo a codo profesores con sus alumnos y sus alumnas, en las aulas, en las bibliotecas; en la hora de clase y en otras menos previsibles. Invitamos a que a este coro polifónico de autores de aquí y de allá, de ahora y de entonces, se sume un coro polifónico de lectores que hagan rodar los textos. Invitamos a aprovechar, como dice la escritora Graciela Montes, esta "gran ocasión: la escuela como sociedad de lectura".

 


Volver

 



Para comunicarse: Pizzurno 935, segundo cuerpo de Marcelo T. de Alvear, oficina 7, CPA C1020ACA, Ciudad de Buenos Aires, Argentina, 011-4129-1075. Correo electrónico: consultas.planlectura@me.gov.ar. Directora: Margarita Eggers Lan.