Inicio Publicaciones Prensa Noticias Sindicación de contenidos
 
 


Proyectos de Apoyo al Mejoramiento de la Escuela Media (2004-2008)
Experiencias


Ciencia entre todos para jóvenes con mejor futuro
Una relación transformadora entre la Universidad y la Escuela*

Centro de Investigación y Apoyo a la Educación Científica CIAEC, Facultad de Farmacia y Bioquímica, Universidad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires.
Directora: M. Gabriela Lorenzo
Equipo Técnico: Alejandra Rossi y Alejandra Salerno
Integrantes: Viviana Moro, Lucrecia Moro, Patricia Amidolare, Hilda Rodríguez, Alicia Cicutti, Mónica Avagnina, Dora López, Fernanda Cóceres.

Escuelas participantes:
Escuela República Argentina de Morón
Centro de Educación de Adultos Paula A. de Sarmiento N° 703 de Guaminí
Instituto Stella Maris Adoratrices de Mar del Plata
Escuela de Educación Polimodal N°19 de Mar del Plata
Dr. Mariano Moreno N° 710 de La Plata

"Hacer memoria, no es memorizar. Es pensarse, ubicarse e inscribirse en un camino de un grupo, colectivo, diverso y múltiple que trabajando juntos… quieren hacer historia. Esta es nuestra historia... La historia de... Ciencia entre todos"

Destacados

Narración del proyecto
Ir al documento [Pdf - 124Kb]

Propuesta de actividades enredadas
Actividades en red

Ciencia entre todos, un programa para el aprendizaje y la enseñanza de las ciencias
El proyecto Ciencia entre todos para jóvenes con mejor futuro** estuvo orientado al mejoramiento de la calidad de la enseñanza y del aprendizaje de las ciencias en cinco escuelas de la Provincia de Buenos Aires*** , con un enfoque integrador para incidir en la alfabetización científica de toda la comunidad educativa. Además, consideraba la importancia de las condiciones de permanencia y egreso de los alumnos de la escuela secundaria y las posibilidades de pasaje de estudiantes a la universidad, la actualización y la capacitación de los profesores y el asesoramiento en servicio para la resolución de problemas concretos en escenarios concretos.
Así, vinculando diferentes actividades de docencia, investigación y extensión, pudimos atender al desarrollo y al fortalecimiento de la articulación entre los distintos niveles del sistema educativo entre sí, construyendo un lugar de referencia para la reflexión, el planteo de situaciones problemáticas y la exploración de respuestas que orientaran hacia la búsqueda de acciones tendientes al mejoramiento de la calidad educativa y la excelencia académica.

Entre las acciones más destacables del proyecto CET podemos mencionar:

a) El abordaje de las ciencias y sus métodos resignificando su aporte en el desarrollo de las capacidades cognitivas, metacognitivas y sociales de estudiantes y profesores. Se seleccionaron el ambiente (aire y suelo), la salud y la alimentación como prioridades pedagógicas para ser trabajadas durante el desarrollo del proyecto. La propuesta didáctica incluyó trabajos enredados entre profesores y alumnos de las cinco escuelas, la realización de actividades prácticas de laboratorio, la exposición de los resultados por parte de los estudiantes en diferentes modalidades (feria de ciencias, periódicos escolares, congresos, entre otras).
b) Construimos un espacio en el ámbito universitario, en donde pudieron participar docentes y estudiantes de otros niveles educativos. En diversos encuentros realizados y en las visitas a la FFYB pudimos intercambiar ideas, problemas y soluciones, reflexionar sobre ello y producir nuevos conocimientos.
El proyecto CET articuló la actualización de los contenidos disciplinares con un enfoque constructivista de la enseñaza de las ciencias, permitiendo a los profesores y alumnos acercarse al trabajo científico que se realiza en escenarios universitarios. Se favorecieron acciones con un carácter propedéutico para facilitar la permanencia y el egreso de los alumnos de la escuela secundaria y posibilitaran el pasaje de los estudiantes a la universidad evitando la deserción en los primeros años.
c) El trabajo cooperativo y la red es uno de nuestros máximos logros. En un ambiente de permanente respeto, todas las voces pudieron ser escuchadas oscilando entre el consenso y el disenso, pero siempre en pos de construir una mejor enseñanza y aprendizaje de las ciencias. En este sentido, la obra y consolidación de una red entre diferentes escuelas y el CIAEC, constituyó una forma de abordaje de la problemática educativa que brindó una nueva forma de comunicación y permitió sostener los procesos de enseñanza y aprendizaje. Las acciones vehiculizadas por la red incluyeron el intercambio de información entre los participantes (profesores, alumnos y otros miembros de la comunidad educativa), intercambio de materiales (guías de actividades, libros de texto), proyectos y actividades para ser desarrollados en forma conjunta, foro de discusión de ideas, por mencionar algunas.
d) Los profesores y las profesoras de las escuelas fueron capaces de desarrollar su tarea con autonomía y autogestionarse en la construcción de estrategias que aseguraran la transferencia, institucionalización y sustentabilidad de las innovaciones pedagógicas introducidas.
Durante el desarrollo del proyecto CET implementamos diversos dispositivos de capacitación para los docentes vinculando el análisis y la reflexión sobre las situaciones reales de las prácticas aúlicas e institucionales de la escuela media, con la indagación profunda respaldada por la construcción de un marco teórico de referencia. Planteamos el debate y el intercambio de experiencias entre docentes y una revisión de las secuencias didácticas y la elaboración de nuevos materiales de apoyo para nuevas situaciones de enseñanza y aprendizaje. Las docentes integrantes del Proyecto CET mostraron cambios verdaderamente significativos. A lo largo del desarrollo del proyecto, fueron adquiriendo mayor iniciativa para proponer y diseñar nuevas actividades. En todo momento, las docentes mostraron un alto grado de compromiso y una excelente predisposición para el trabajo en equipo y la colaboración mutua. Al mismo tiempo, lograron una mirada sobre su práctica más inquisidora y reflexiva. En los espacios comunes de trabajo observamos la predisposición para someter su práctica a una revisión crítica colectiva. Es muy probable que el clima de trabajo confiable y respetuoso del Programa CET haya sido el que facilitó la aparición de esta tan deseada rutina.
e) Las innovaciones propuestas incluyeron la integración con otras áreas disciplinares lográndose un efecto de alfabetización científica de toda la comunidad escolar.
Los y las estudiantes del Proyecto CET mostraron una mejora en sus habilidades para la comunicación y por aprender; como también, un renacido interés por las ciencias participando activamente en el desarrollo y el fortalecimiento de la articulación con sus entornos sociocomunitarios. En particular, la “pertenencia” al proyecto CET, favoreció el desarrollo de una mayor autoestima en aquellos alumnos de los sectores marginales y mejoró el nivel de permanencia en la escuela.
Además, pudimos transformar la visión sobre la evaluación considerándola como un instrumento más de la práctica educativa en el ámbito escolar, sirviendo como modelo y ejercicio para los participantes, desarrollando sus habilidades de reflexión y de autocrítica tendientes a intervenir sobre su propia realidad.
Así, a grandes rasgos, podemos afirmar que “aumentó” el número de horas de clase efectivas destinadas a la enseñanza de las ciencias naturales. En particular, se trabajó intensamente con la incorporación de actividades experimentales en el aula, la realización de trabajos prácticos y los trabajos de campo.
Los fondos aportados por el MECYT permitieron mejorar el equipamiento de las escuelas de acuerdo con las necesidades diferenciales de cada institución (libros, microscopios, materiales de laboratorio, recursos electrónicos e informáticos) procurando el sostenimiento de las acciones iniciadas a futuro, para dar continuidad al cambio producido.

Ciencia entre todos, dos años después
En todo momento, el avance del proyecto CET estuvo condicionado a los consensos establecidos en los encuentros realizados, con el aporte de todos los actores involucrados. Así, la relación de trabajo entre el equipo de consultores y las docentes de las escuelas involucradas fue fortaleciéndose a lo largo de la implementación del proyecto. En este sentido, el CIAEC de la FFyB contribuyó al desarrollo del proyecto con una metodología de tutorías. Es decir, escuchando las problemáticas de cada una de las instituciones y proponiendo en consecuencia, nuevas preguntas, estrategias de acción, apoyo, capacitación.
Creemos que la metodología elegida para la implementación de las diversas actividades es uno de los mayores logros del proyecto CET. Las reuniones de trabajo fueron siempre intensas y fructíferas. En ellas, todos los integrantes hemos “aprendido” cosas nuevas y hemos salido enriquecidos tanto en lo profesional como en lo personal.
Por otro lado, cabe destacar que la FFyB abrió sus puertas a los profesores de escuela media por primera vez desde su fundación. Este hecho no puede pasar inadvertido dado que representa un cambio en la concepción del rol de la universidad en la capacitación de profesores y en el mejoramiento de la escuela media. El Proyecto CET permitió la realización de actividades en la Facultad impensadas en otros momentos. Así, el dictado de los Cursos Laboratorio de Ciencias y Ambiente y Laboratorio de Ciencias y Salud fueron las primeras experiencias en este sentido.
Entre los aspectos más positivos podemos destacar la interacción grupal, la cohesión alcanzada por el grupo, el entusiasmo y el compromiso asumido por cada participante que permitió integrar diferentes visiones en un mismo proyecto, sin dejar fuera ninguna inquietud.
¿Cómo nos damos cuenta que lo hicimos bien? Porque nos quedamos “enredados”, con ganas de hacer más, con nuevas ideas y proyectos. Porque nuestros estudiantes nos empujan con su entusiasmo. Por eso decimos pudimos; y entonces, podremos ¡Vamos a por más!

* El Equipo CET agradece a todos los docentes, directivos, estudiantes, conferencistas, y demás personas que colaboraron con nuestro proyecto brindando su apoyo desinteresado, regalándonos su entusiasmo y la calidad de sus aportes.
** Convenio 231/05, Ministerio de Educación Ciencia y Tecnología de la Nación, Dirección Nacional de Gestión Curricular y Formación Docente, Proyectos de Apoyo al Mejoramiento de la Escuela Media (PROYECTO A59).
*** Escuela República Argentina, Morón; Centro De Educación De Adultos P. A. de Sarmiento Nº 703, Guaminí; Instituto Stella Maris Adoratrices, Mar del Plata; EGBA Nº 710 Dr. M. Moreno La Plata; Escuela de Educación Polimodal N° 19, Mar del Plata.

Volver


Para comunicarse: Pizzurno 935, cuarto piso, oficina 406 (ala Marcelo T. de Alvear), CPA C1020ACA, Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Tel. 011 - 4129-1000, int. 7339 ó 7445. Correo electrónico: areamedia@me.gov.ar