Inicio Publicaciones Prensa Noticias Sindicación de contenidos
 
 


Educación Secundaria
Propuesta escolar
2004-2007


Líneas de acción
El fortalecimiento de la conducción institucional y de los procesos de cambio en la propuesta escolar

Implica el desarrollo de una línea estratégica de trabajo con los directivos de modo de asistirlos en el gobierno escolar y de orientarlos en procesos de cambio que permitan generar otras condiciones para el trabajo docente y la inclusión de los jóvenes. Esta línea concibe la necesidad de promover otras modalidades de gobierno escolar que sean participativas e involucren a otros actores escolares.

Asimismo, procura capitalizar las experiencias de articulación y proyectos con otras instituciones educativas y comunitarias, redefinir y fortalecer la función de orientación y tutoría escolar, abrir alternativas destinadas a otros recorridos pedagógicos posibles en las escuelas que atiendan a los intereses de los y las jóvenes.

Para ello, se prevé la implementación de los siguientes dispositivos, instancias de trabajo y recursos:

•  La conformación de mesas de gestión institucional
Se pretende abordar una perspectiva sobre la dimensión del gobierno escolar que tienda hacia modalidades más participativas en las cuales los problemas de las instituciones puedan ser debatidos y acordados por un conjunto más amplio de actores conformando mesas de gestión institucional.
La mesa de gestión institucional puede ser un dispositivo propicio para analizar, discutir y priorizar, en los procesos de toma de decisiones, la centralidad de lo pedagógico, la mejora de las estrategias de enseñanza y el vínculo con la comunidad, la estructura y la cultura entre otros aspectos del gobierno escolar. Puede ser un tiempo y un espacio para poner en diálogo las múltiples perspectivas de los actores de la institución escolar que están a cargo de diferentes propuestas que se desarrollan en ella.
La mesa de gestión institucional no es un formato cerrado, puede tomar diferentes antecedentes y configuraciones, e incluir a distintos actores según los proyectos en marcha en las escuelas. En ella participarán -según corresponda- directivos, asesores pedagógicos, coordinadores de equipos de profesores o jefes de departamento, coordinadores de actividades extracurriculares y/o Centros de Actividades Juveniles (CAJ), docentes a cargo de proyectos escolares y estudiantes que pertenecen a los cursos, los coordinadores de tutores, los Centros de Estudiantes o los CAJ.
En estas mesas institucionales se planteará una agenda de trabajo que contemple las cuestiones que preocupan a la comunidad educativa, en donde se definan los ejes prioritarios que orientarán el proyecto político-pedagógico de las escuelas. En la ruralidad, y de acuerdo con los modelos vigentes, adquiere relevancia la problemática de articulación con otras instituciones educativas para generar acoples que permitan facilitar la trayectoria educativa de los jóvenes.
Asimismo, las mesas de gestión institucional tendrán la posibilidad de promover Proyectos de Mejora de la Enseñanza (PME) elaborados por equipos de profesores con el fin de estimular la construcción colectiva de espacios de enseñanza que articulen diferentes tipos de producción cultural y generen otras iniciativas que contengan y den respuestas a los intereses de los jóvenes.
Estos PME podrán articularse con instituciones locales vinculadas con el desarrollo económico, social y cultural, e integrar las acciones propias de programas jurisdiccionales y nacionales que se desarrollen en esas escuelas, en especial con los Proyectos Institucionales de Retención que se inscriben en el Programa Nacional de Becas Estudiantiles. Dicha articulación estará dirigida a acompañar y a fortalecer estas acciones, en las instituciones, desde una perspectiva de inclusión educativa y sociocultural, transformando la lógica original que gobernaba los proyectos de retención.
Los equipos directivos contarán con el insumo de materiales pedagógicos y de documentos de apoyo para la conformación de las mesas de gestión institucional, con espacios de trabajo y acompañamientos específicos y dispondrán de un fondo para los Proyectos de Mejora de la Enseñanza.

•  La capitalización de las experiencias de articulación con otras instituciones
Se procura encontrar algunas claves para pensar las vinculaciones de la escuela media con otras instituciones y con el mundo del trabajo, a partir de las experiencias transitadas por una numerosa cantidad de escuelas. Ello implica organizar espacios de intercambio con equipos técnicos, directivos y docentes, con el fin de capitalizar los logros de proyectos generados en torno al tratamiento de problemáticas educativas que adquieren modalidades de articulación con unidades educativas de diferentes ciclos o niveles y de experiencias en proyectos de desarrollo local en el ámbito de la producción económica, social y cultural.
A modo de ejemplo, se promoverán   espacios de   intercambio de las experiencias que se comenzaron a implementar a partir de los "Proyectos de apoyo al mejoramiento de la educación media" que desarrollan universidades e Institutos de Formación Docente en 650 escuelas secundarias sobre la base de los tres ejes temáticos contemplados en su diseño: las prácticas curriculares y la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje, las transformaciones socioculturales y tecnológicas y los cambios e innovaciones en los modelos institucionales.
El proyecto piloto Apoyo a alumnos del último año de Educación Polimodal , implementado en el 2004 entre universidades y escuelas de la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense, es una experiencia que también puede abonar a la reflexión sobre una forma particular de articulación con el nivel superior.
En estos espacios tendrán particular lugar todas aquellas experiencias que las jurisdicciones vienen desarrollando en relación con otras instituciones y que contribuyen a mejorar la propuesta escolar.

•  La conformación de equipos de tutores en las escuelas
Una de las funciones de una educación media inclusiva es acompañar a los jóvenes para que su tránsito por la escuela resulte una experiencia vital significativa. Ello implica un compromiso colaborativo de los docentes para generar condiciones en las que todos los estudiantes aprovechen al máximo sus posibilidades de aprendizaje escolar, puedan concluir un ciclo o nivel y amplíen sus perspectivas personales respecto de su integración al mundo social, cultural y productivo. Requiere recuperar un vínculo intergeneracional donde la asimetría adultos-jóvenes se asiente sobre otras formas de autoridad adulta sostenida en la confianza y el cuidado de los jóvenes.
Una de las estrategias para promover esta función y generar condiciones de cambio en la propuesta escolar, será la instalación gradual de la figura de coordinador de curso/tutor en un número importante de escuelas, que se suman a los casos preexistentes de aquellas que cuentan con docentes tutores u otras formas ya instaladas.
Los coordinadores de curso o tutores, junto con los equipos de profesores, tendrán como tarea acompañar la trayectoria escolar y los procesos de aprendizaje de los estudiantes.
En esta dirección se articularán las acciones vinculadas con la función de tutoría del programa Todos a Estudiar, con el propósito de ir capitalizando otras estrategias institucionales y pedagógicas.
A ello se le suma el desarrollo de instancias para el acompañamiento de alumnos padres y de embarazadas en edad escolar con el propósito de brindarles mejores condiciones para sus trayectorias escolares. El acompañamiento que un tutor (adulto) pueda ofrecer implicará un trabajo de cuidado y contención de la joven embarazada o madre así como de los padres jóvenes. En estas situaciones, la tarea del tutor debe ser entendida como estratégica teniendo en cuenta que la maternidad y la paternidad adolescente suelen asociarse a la claudicación de la posición de alumno/a y su consecuente expulsión/huida del sistema educativo .
Las escuelas contarán con materiales pedagógicos y documentos para la conformación de los equipos de tutores y el desarrollo de la función tutorial de la escuela.

•  La institucionalización de Centros de Actividades Juveniles en las escuelas
Los Centros de Actividades Juveniles son instancias que tienen como propósito habilitar en las escuelas otros espacios, otros tiempos y otras formas de enseñar y aprender. Desarrollan, en horario complementario, propuestas de actividades culturales, artísticas, deportivas y comunitarias que responden a los intereses de los jóvenes. El CAJ es un ámbito que convoca a los jóvenes a participar, a demandar, a ser protagonistas, a disfrutar y producir con otros, acompañados por los adultos.
Los CAJ cuentan con la figura de un coordinador de actividades que acompaña a un grupo de gestión integrado por alumnos de las escuelas. El coordinador es seleccionado por un concurso abierto de antecedentes e ideas. Los coordinadores de los CAJ integrarán las mesas de gestión institucional.
A través de diferentes estrategias previstas para esta línea de acción, se fortalecerán los Centros de Actividades Juveniles que están en funcionamiento y se iniciará un proceso de apertura e institucionalización de nuevos CAJ. Se instalarán también CAJ en lugares de detención (cárceles e institutos de menores).
Se realizarán seminarios para coordinadores de Centros de Actividades Juveniles, centrados en la capacitación para el rol, la reflexión sobre la tarea y el intercambio de experiencias y jornadas de trabajo con las Unidades Técnicas Provinciales.
Se promoverá el desarrollo conjunto de acciones con las áreas de cultura de las distintas jurisdicciones, a fin de aprovechar recursos disponibles para estimular diferentes actividades en las instituciones escolares donde funcionan los CAJ.
En el mismo marco se contempla el desarrollo de una propuesta denominada Subite al colectivo, que consiste en un grupo de artistas que recorren distintas localidades desarrollando actividades innovadores con diferentes formatos de taller, de las que participarán también actores de la comunidad local.
Por otra parte, las escuelas contarán con la producción de materiales pedagógicos y documentos de apoyo que pongan en tensión las lógicas que sostienen el desarrollo de actividades y propicien iniciativas culturales y artísticas renovadas . Está prevista la inmediata adquisición de equipamiento para las 498 escuelas que tienen en funcionamiento Centros de Actividades Juveniles. Ir a los Centros de Actividades Juveniles


Volver


Para comunicarse: Pizzurno 935, cuarto piso, oficina 406 (ala Marcelo T. de Alvear), CPA C1020ACA, Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Tel. 011 - 4129-1000, int. 7339 ó 7445. Correo electrónico: areamedia@me.gov.ar