Inicio Publicaciones Prensa Noticias Sindicación de contenidos
 
 


Plan Nacional de Lectura


Acciones del Plan Nacional de Lectura en el ámbito jurisdiccional

Capacitación de docentes
Desde los formatos más tradicionales propuestos por la Red Federal de Formación Docente Continua hasta otros formatos innovadores, referentes y talleristas del Plan Nacional de Lectura de cada jurisdicción capacitan a docentes, bibliotecarios y otros mediadores. La búsqueda de formatos novedosos parte de que tanto los capacitadores como los docentes analicen sus propios recorridos personales e institucionales y reflexionen sobre los logros y las dificultades, para desde allí propiciar diferentes y variadas propuestas.
Veamos algunos de los formatos de capacitación propuestos.
En la provincia de La Pampa, los docentes se capacitan en cursos de 40 horas que acreditan puntaje. El formato es tradicional pero la evaluación se adecua al tipo de proyecto y se mide por los cambios que pueden observarse en las prácticas. En esa provincia se comenzó por la línea "El docente como lector" y se siguió trabajando con "El docente como mediador". Durante el año 2005, los equipos técnicos pusieron el acento en recuperar a los escritores pampeanos e incluirlos en los talleres de capacitación de los docentes y en los que cada docente realiza con sus alumnos. Los textos de estos escritores se sumaron a los de toda la Argentina y del mundo.
Otro formato es el que se desarrolla en la provincia de Catamarca donde la capacitación se piensa no sólo para los docentes de Lengua y literatura sino que incluye a docentes de otras áreas. Esta es una decisión muy acertada ya que la formación de lectores no es privativa de un área. Saber cómo abordar un texto informativo de ciencias naturales o sociales, ayudar a los jóvenes a hacerlo, constituye una práctica deseable para los docentes. Por otra parte, que un docente se fortalezca como lector es bueno independientemente del tipo de texto que se aborde. En esa provincia, además, se capacita a personas de la comunidad que desean trabajar como mediadores en ámbitos extraescolares, como, por ejemplo, personas beneficiarias de planes sociales.
Vale la pena destacar la organización de los equipos de la provincia de Santa Cruz donde cada escuela tiene un referente o representante que es el que recibe regular-mente la capacitación y es el encargado de desarrollar un proyecto de lectura en su escuela. Este modelo es interesante sobre todo en aquellas jurisdicciones con grandes extensiones como esa provincia donde los traslados son sumamente costosos.

Proyección hacia la comunidad
Distintas jurisdicciones proyectan sus capacitaciones también hacia la comunidad.
Cabe destacar el trabajo que lleva a cabo el equipo provincial de Jujuy con los Núcleos Lectores, proyecto con el que se ha capacitado a más de 600 personas de la comunidad y a 220 docentes en ejercicio. A los talleres y núcleos que funcionan en ámbitos no formales asisten bibliotecarios, desocupados, amas de casa, jubilados, representantes de corrientes sindicales y sociales, estudiantes y docentes. A los 60 Núcleos Lectores que funcionan en Jujuy en centros vecinales, un promotor -en general es un estudiante de un Instituto de Formación Docente- formado como mediador por el equipo del Plan Provincial de Lectura convoca a más o menos 30 vecinos que quieran leer, narrar y participar de los encuentros donde, por ejemplo, cultivadores de maíz leen junto con niños de las escuelas. En algunos de esos centros ya han empezado a formar bibliotecas y las reuniones -que son semanales- atraen cada vez a más vecinos. Todos leen, cantan coplas, cuentan leyendas y discuten acerca de las necesidades del pueblo. El lema es "Leer para ser libres" y están todos muy esperanzados con el crecimiento que están teniendo en toda la provincia.
Otra provincia que trabaja mirando hacia la comunidad es Mendoza, donde una línea que se viene desarrollando es "Cuento con mi familia". Desde la escuela se convoca a los familiares a convertirse en lectores y promotores de lectura apoyando a la escuela en ese trabajo. Se organizan jornadas de lectura en familia en ámbitos escolares. A su vez, Mendoza trabaja con mucha fuerza tanto la línea de promoción de la lectura con campañas publicitarias, desarrollo de la página web, publicaciones para ofrecer material literario a la comunidad como la línea de capacitación en la que talleristas, escritores, narradores orales y otros profesionales dictan cursos y talleres para que los docentes se formen como mediadores. Asimismo la provincia de Mendoza ha sido pionera en la creación del CePLIM, que es el Centro de Promoción de la Lectura y de la Información, donde se centralizan todas las actividades relacionadas con la lectura, la formación
de lectores y la recepción de los libros que se envían desde Nación. El resto de las jurisdicciones se halla en la tarea de crear centros similares.
Otra de las provincias que incluye a la comunidad en sus planes es Chubut, donde las familias de los alumnos que concurren a las escuelas participan en los proyectos de lectura con actividades propuestas por los docentes. Esas familias, como parte de la comunidad educativa, participaron en un Concurso para promocionar la lectura como "publicistas de la lectura".
En la provincia de Buenos Aires, también mirando desde la escuela hacia la comunidad, el equipo del Plan Provincial de Lectura "La escuela lee más" ha capacitado, además de 1.700 docentes y 300 bibliotecarios, a 1500 personas de la comunidad entre quienes se cuentan bibliotecarios de bibliotecas públicas y populares, vecinos de clubes barriales, alumnos de los Institutos Superiores de Formación Docente, médicos pediatras de la Sociedad Argentina de Pediatría y miembros y concurrentes al Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires y al Departamento de Mujer, Familia y Voluntariado del PAMI. Esta proyección hacia la comunidad refuerza los principios del Plan Nacional de Lectura en cuanto al objetivo de generar escenas de lectura y formar lectores en la escuela, pero también en otros espacios capaces de albergar libros y personas que compartan la lectura.

Experiencias con proyección al arte
Muchas provincias han incluido en sus planes de lectura líneas de capacitación de docentes en las que el trabajo con la lectura se ha cruzado con otros lenguajes artísticos, como por ejemplo el cine. En este sentido, las provincias de Santa Cruz, La Rioja y Salta vienen trabajado sistemáticamente en la formación de los docentes como espectadores de cine partiendo de la premisa de que un espectador más abierto, que conoce películas de géneros variados y distintas estéticas, estará más dispuesto y tendrá más elementos para abrirse a nuevos textos de literatura. Estos docentes que han recorrido junto a sus pares y capacitadores la "lectura" de películas, las formas de abordaje, las características del lenguaje cinematográfico, trabajarán con sus alumnos acompañándolos en la elección y valoración de las películas a las que ellos accedan en su cotidianeidad y de otras menos difundidas en el mercado.
En Tierra del Fuego, en los dos primeros años de conformación del Plan, se trabajó fundamentalmente con ONGs, comedores escolares, centros de prevención de adicciones, centros comunitarios, CENS y hospitales. En ese período, 350 docentes recibieron capacitación como mediadores de lectura o narradores orales, y más de 3.500 personas participaron de alguna acción directa relacionada con la lectura.
Se realizan, por ejemplo, talleres para la comunidad con objetivos artísticos que también son pedagógicos. Se generan una serie de actividades alrededor de una biblioteca, con encuentros nocturnos para adultos, como las "tertulias" que ocurren semanalmente y consisten en despertar libros no leídos: una modalidad para compartir lecturas y descubrir libros nuevos.
En la provincia de Córdoba, donde hay una larga tradición en el campo de la promoción de la lectura desarrollada a través del Programa "Volver a leer", se ha puesto en funcionamiento -también en la línea el docente como lector pero orientada hacia el arte- un proyecto llamado "10 lecturas 10", que también se propone reconocer y enriquecer la experiencia cultural de los docentes. Durante 5 encuentros de 4 horas cada uno, los docentes tienen charlas con escritores, capacitadores y narradores. En esos encuentros, se comentan libros a los que tienen acceso en bibliotecas ambulantes, se analizan películas en ciclos de cine debate y se mantienen intercambios y charlas con los especialistas, a la vez que los participantes asumen el compromiso de leer cierta cantidad de libros en un tiempo determinado. Este formato de capacitación, además de otorgar puntaje, reconoce a los docentes como adultos que pueden gratificarse con variadas expresiones de la cultura.

Trabajo con los distintos niveles del sistema
En algunas jurisdicciones, las capacitaciones a los docentes apuestan a desarrollar en primer lugar la mayor cantidad de acciones en algún nivel del sistema educativo. La mayoría empezó a capacitar a los docentes de EGB 1 y 2 y las menos eligieron partir desde Inicial, Polimodal o Media.
Se destacan la provincia de Río Negro que apoyó la capacitación de los docentes de nivel Inicial como mediadores. El trabajo de estos docentes con sus alumnos dio lugar a la edición de una antología de textos narrativos producidos por los pequeños alumnos a partir de la lectura de cuentos y poemas. Esta tarea generó un incentivo extra en la comunidad que se sensibilizó con el tema de la lectura y la escritura. Este año continúan con este trabajo que se extiende también al nivel primario.
La capacitación de docentes de EGB 3, Polimodal, alumnos y docentes de Institutos de Formación Docente es una tarea que privilegian algunas jurisdicciones como Ciudad de Buenos Aires. Otras jurisdicciones, como Entre Ríos y Chaco, aprovecharon la entrega de las dotaciones de los Libros Ilustrados y Leer por Leer para organizar talleres de capacitación de docentes de niveles de EGB3 y Polimodal, que fueron destinatarios privilegiados de esas colecciones.

La página Web como promotora de actividades
Incluir las posibilidades y el alcance de una página web para promocionar la lectura y formar lectores constituye una estrategia que han instrumentado -entre otras- jurisdicciones como Salta, Tucumán, Córdoba, Mendoza, Tierra del Fuego. El propósito es, en primer lugar, difundir las actividades del plan de lectura provincial, tanto las dedicadas a la capacitación de los docentes, como aquellas otras destinadas a sensibilizar a la comunidad sobre la lectura y sus beneficios. En segundo lugar, las páginas ofrecen un espacio invalorable para el intercambio de experiencias de lectura que los docentes realizan en sus escuelas y también para compartir artículos teóricos y de reflexión sobre la tarea de formar lectores. Sería deseable que este recurso se difundiera y se imitara en muchas jurisdicciones para fortalecer una red entre las escuelas de toda la jurisdicción, zonas de ruralidad o separadas por grandes distancias y que, además, pueda ser consultada por personas interesadas del país y del exterior.

 

Volver



Para comunicarse: Pizzurno 935, segundo cuerpo de Marcelo T. de Alvear, oficina 7, CPA C1020ACA, Ciudad de Buenos Aires, Argentina, 011-4129-1075. Correo electrónico: consultas.planlectura@me.gov.ar. Directora: Margarita Eggers Lan.