Inicio Publicaciones Prensa Noticias Sindicación de contenidos
 


Educación Primaria


La Educación Primaria está destinada a la formación de las niñas y niños a partir de los 6 (seis) años de edad, es de carácter obligatorio y tiene como finalidad principal proporcionar una formación integral, básica y común. Desde su institucionalización, a fines del siglo XIX como educación común, universal y obligatoria, no ha permanecido inalterable frente a las transformaciones políticas, sociales y culturales, sino que ha efectuado mutaciones en su estructura, contenidos y formatos.

La política educativa de este nivel está orientada al desarrollo de acciones para la inclusión de todas las niñas y niños en el sistema educativo, permitiendo garantizar por un lado, el cumplimiento pleno de su derecho a una educación de calidad y, por otro, el trabajo sobre lo que se enseña en todas las escuelas del país.

En el marco de la reorganización interna del Ministerio de Educación de la Nación, las líneas de trabajo que se venían desarrollando como programas y proyectos se inscriben en la actualidad en la Dirección de Educación Primaria, buscando dar unidad y articulación a la política educativa para este nivel en el ámbito nacional y jurisdiccional. El Programa Integral para la Igualdad Educativa (PIIE), apoyado por el Proyecto de Fortalecimiento Pedagógico de las Escuelas del Programa Integral para la Igualdad Educativa (FOPIIE) y el Proyecto Hemisférico expresan la decisión de persistir en la definición y ejecución de objetivos que, sin perder la valiosa especificidad de los proyectos atiendan y se impliquen en los requisitos del Nivel.

Consecuentemente, en el mes de abril de 2008, se convocó a una Mesa Federal de Directores de Nivel Primario de todas las jurisdicciones del país, en la que se acordó impulsar un conjunto de acciones prioritarias, contribuyendo a la mejora del rendimiento interno del sistema y a la calidad con igualdad de oportunidades para todos.

En este sentido, fue pensada una política de inclusión educativa nacional - en forma concertada entre el Estado Nacional y los Estados Jurisdiccionales - que llevara a cabo, la concreción de estrategias y acciones que apuntalen la construcción de la justicia social y el ejercicio de derechos, especialmente, el derecho a educarse.

Prioridades consensuadas para la Educación Primaria:

1-Fortalecimiento pedagógico de las propuestas de enseñanza con énfasis en:

  • Alfabetización inicial para el primer ciclo.
  • Alfabetización científica.
  • Enseñanza de las Ciencias Naturales y Matemáticas en el segundo ciclo.

2- Fortalecimiento de la gestión escolar para el mejoramiento de las Trayectorias escolares respecto de las condiciones de acceso, permanencia y egreso con calidad.

3-Diseño e implementación de estrategias de autoevaluación institucional, considerando el trabajo con información del sistema educativo.
Capacitación para la instancia de evaluación de Directores y Supervisores.

4-Trabajo sostenido entre el Ministerio de Educación Nacional y las Jurisdicciones para el estudio de los resultados y la devolución de los operativos de evaluación nacional e internacionales. Lectura y análisis de la información como punto de partida para la elaboración de propuestas pedagógicas.

5- Definición de criterios organizativos y pedagógicos para avanzar progresivamente en la revisión de tiempos, espacios y agrupamientos que enmarcan las actividades y el desarrollo curricular de las escuelas de jornada doble o completa, así como a las experiencias de la extensión de la jornada escolar (EJE).

Para lograr estas metas y prioridades resulta clave el rol de los Directores Provinciales de Educación Primaria en la gestión. Por ese motivo consideramos que es de importancia decisiva que sus esfuerzos se orienten hacia:

  • Articular las propias direcciones de nivel, las acciones provinciales y los programas nacionales de manera tal que éstos se transformen en insumos para la política del nivel.
  • Integrar los programas nacionales en función de las prioridades provinciales.
  • Monitorear el uso de los recursos en las escuelas, articulándolos así con acciones propias de política pedagógica y curricular.

En una época de transformaciones como la que atravesamos, consideramos necesario construir nuevos instrumentos que nos permitan la elaboración de políticas educativas que estén a la altura de las exigencias que nos plantean los problemas actuales, y que estén a la altura, también, de aquello que las nuevas generaciones tienen el derecho de encontrar en nuestras escuelas.

 

Volver




 
de noviembre de 2007