Testimonios

- Me gustaría aprender a leer y a escribir para mandarle una carta a mi hermana.

- Saber yo y ella que yo le escribo y después que se enteren los demás.

- Estoy aprendiendo a leer, a escribir para hacer cosas lindas, cosas bellas.

- Podemos escribir con libertad lo que pensamos, lo que sentimos.

- Nunca hice una carta porque no sabía escribir, ahora sé escribir pero no se expresar.

- Estaba practicando mi primera carta.

- No fue fácil la carta porque al ser persona mayor, es diferente todo y uno tiene mucho miedo pero yo siento que he ido muy bien y que me he encontrado con gente muy agradable y que se me han abierto caminos.

- Mi primera carta va a ser para mi mamá. Estoy preparándola.

- Yo, a mi papá que está en el Chaco. Sabe de mis hijos pero no de todos.

- Yo para escribir tengo un montón de familiares.

- Son otras personas que forman parte de tu día a día.

- Lo que comparto con mis alumnos no lo comparto con mis amigos, es algo íntimo que compartimos nosotros y eso me alimenta.

- Ahora que sé hacer cuentas me encargo de la venta, de ir a cobrar que si yo no estudiara.... me iban a joder todos. Ahora me desvuelvo bien.

- Muchas veces te preguntan: “yo, a mi edad”.

- ¿Para qué querés leer y escribir?, ya está.

- Hay un momento en que parece que no se puede.

- Los hijos de los alfabetizados se sienten muy felices.

- Me gustaría escribir una carta a los familiares que tengo en el  Chaco, por ejemplo.

- Querido papa .... quiero decirte que tenés seis nietos .... y que quieren conocerte. Te cuento que esta carta la escribí yo mismo y me siento muy feliz por esta oportunidad que la vida me dio.

- Me gustaría que se enteren que su papá esta aprendiendo a leer y a escribir sin importarle la edad.

- ¿Por qué no seguís la escuela, que nunca es tarde? Le hice caso y estoy estudiando ....

- Estoy estudiando y voy a seguir .... voy a seguir ....

- El hecho de empezar a leer y a escribir ... lo toman de una manera tan seria ... es un bien tan apreciado ...

- Hay mucha alegría cuando alguien recibe el certificado.

- Se me presentó la oportunidad.

- Tenía muchísimo miedo porque matemática me cuesta un montón.

- Ahora se que puedo. Se me hace que quiero más todavía. Quisiera seguir con el secundario.

- Y ... me gustaría escribir una carta.

- Aprendo a escribir, a leer bien.

- Si vos sabés escribir una carta, vos expresas todo lo que sentís a ellos.

- Me estoy desenvolviendo más. ... hoy busco una dirección y la encuentro sin preguntarle a nadie.

- Voy donde tengo que ir buscando yo. .... sin preguntarle a los demás.

- Es bueno aprender porque podés ayudar a tus hijos.

- A lo primero te cuesta empezar porque tenés vergüenza después de grande te cuesta estudiar porque tenés miedo de que se rían.

- No tenemos vergüenza de no saber, si no sabemos algo lo preguntamos y así vamos aprendiendo y muchos se están acercando.

- Ahora que sé hacer cuentas me encargo de la venta.

- Ya estamos adaptados al maestro ... tomamos mate, va de a poco, te va enseñando de a poco.

- Mi sueño es poder contestar bien una pregunta.

- Ahora, mal que mal, leo el cuaderno y lo ayudo. Si lo puedo ayudar a mi hijo, lo ayudo.

- Si no tienen estudio no pueden entrar a ningún lado a trabajar, con estudio, tienen futuro.

- El día de mañana mis hijos van a ser alguien.

- Me siento re-bien con mis hijos, porque ahora comparto con ellos o ellos me enseñan a mi. Ahora entiendo un poco cuando ellos me preguntan.
A veces uno no quiere estudiar porque tiene vergüenza de que los demás se te rían... el maestro te enseña, te da ánimo para estudiar.

- Uno no sabe leer, no sabe escribir; uno tiene miedo.

- A veces por ahí viene una carta viene algo y le dicen: “tiene que firmar” y uno piensa qué es lo que está por firmar. Uno tiene miedo.

- Hay que poner más de uno para seguir.

- Mi mamá tenía muchos tropiezos por ser analfabeta. Cada vez que tenía que poner el dedo se ponía muy mal.

- Un día agarré y toma la iniciativa y dije: “primero, lo voy a hacer por mí y después por mis hijos para que sea una ayuda para ellos”.

- Voy adonde tengo que ir, valiéndome yo.

- Es bueno aprender, podés ayudar a tus hijos.